Recorrido Colonial

Una divertida excursión nos esperaba de vuelta al sur del estado, donde gozaríamos la hospitalidad e historias de las haciendas más interesantes, una de ellas incluso se menciona que fue obsequio de Hernán Cortés a Malinche, pero antes nos deleitamos con un almuerzo en el poblado de Vizarrón, hecho todo de marmól, pues allí abunda esta piedra que finamente saben trabajar sus habitantes, casi tan bien como las gorditas. Uno como viajero ve lo que ve, no ve lo que ha ido a ver, por que los viajes no deben ser culminantes, y el camino es mucho más menudos los kilómetros que nos separaban del último sitio por conocer: San Juan del Río.

Los viajes son como la vida, donde podemos compartirnos consejos, direcciones, consuelos, pasiones o reflexiones. Pero al final del día somos nosotros mismos. Con, y contra ese sentimiento de ansiedad, de búsqueda de ubicación, para darle un contexto a nuestra realidad, un sentido a nuestras vidas, y cosechar vivencias.

This entry was posted in Turismo and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s