La Ciudad de la Eterna Primavera

Ninguna otra ciudad mexicana ha provocado tantos sueños de belleza y placidez natural durante tantos siglos como Cuernavaca. La prehispánica Cuauhnáhuac y sus jardines siempre verdes fueron el rincón elegido por Hernán Cortés para construir su palacio. Otros muchos seguirían su ejemplo a lo largo de los cinco siglos siguientes y hasta nuestros días; emperadores, presidentes, diplomáticos, artistas, intelectuales y gente de la farándula. Parte de su magia radica en sus grandes casonas, sus iglesias y museos, sus calle estrechas que suben y bajan por las laderas de las barrancas y todo ese marco urbano que alguna vez fue tranquilo. La otra parte tiene que ver con su ubicación geográfica que le otorga un clima espléndido y la acerca a las decenas de pueblos y balnearios maravillosos del estado de Morelos. Además de que cuenta con increíbles hoteles con spa, así como fabulosos balnearios.

This entry was posted in Turismo and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to La Ciudad de la Eterna Primavera

  1. David says:

    Me encanta esta hermosa ciudad, casi siempre tiene un estupendo clima, además de bellos paisajes

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s