Cañón de Pinihuán

La aventura  inicia desde que llegas al lugar pues, ya equipado, tienes que caminar  más de media hora  hasta el río. Después nadarás un tramo para alcanzar la primera cascada, una caída de 12 metros aproximadamente que hay que bajar  a rappel por un lado. Más adelante viene el primer salto junto a una cascada de 8 metros, es un salto sencillo que elimina las tensiones, si acaso todavía quedaban. Algunos metros más abajo viene otro salto, donde hay cuatro cascadas de menor altura y continuarás el descenso por el río, a ratos caminando y a ratos nadando, sin dejar de asombrarte por las vistas, los rincones y el  follaje. Cualquier lugar sombreado es ideal para descansar y tomar un refrigerio. Los rumores de la corriente y de los pájaros son soberbios en todo momento y recompensan el esfuerzo hecho para llegar hasta allí. La aventura sigue con otro descenso a rappel  y otro salto que conduce al encuentro con la joya de este cañón, que es la  cascada de la  Lloviznosa.

This entry was posted in Turismo and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s