Sabores y Colores

Las empresas caseras del Bajío atesoran un inmenso marco histórico y económico que las ha llevado a ser, hoy por hoy, el símbolo gastronómico y artesanal del exquisito estado de Guanajuato. Las fértiles tierras del Bajío guanajuatense dan origen a una dinámica actividad agrícola y ganadera. Ya alguien decía de la región de Salamanca que “si se siembran diez mil fanegas de grano pueden recogerse doscientas mil”. A mediados del siglo XIX los fecundos campos de Irapuato dieron la bienvenida a la deliciosa fresa considerada un manjar de dioses en muchos otros países. en Irapuato pueden disfrutarse las fresas cristalizadas, en chocolate, con crema o vainilla, y en su más reciente modalidad, con picante. Los antiquísimos trabajos de cestería son otra de las maravillas de Irapuato. La cestería es una actualmente en nuestro país, una actividad realizada, y casi nunca bien remunerada. Comprender el esfuerso que se ha invertido en producir algo, aparentemente tan sencillo como una canasta, y reconocer que se necesita usar la imaginación y tener sensibilidad para hacer de un montón de varas o zacates algo útil y hermoso, nos permitirá disfrutar más de ese objeto y reconocer la capacidad creativa, a pesar de las condiciones en las que viven.

This entry was posted in Turismo and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Sabores y Colores

  1. Diego says:

    Que delicia, las fresas cristalizadas o la cajeta de Celaya!!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s