El Nío y Pueblo Viejo

El Nío fue un pueblo misional fundado en 1595; en 1758 se construía la nueva y magnífica iglesia de ladrillo, cuando una crecida del rió detuvo la obra. La mayoría de la gente, entonces se trasladó a otro sitio río arriba, que consideró más seguro y refundó el pueblo. Desde entonces al primero se le llamó Pueblo Viejo. Ahí subsisten los fantasmales vestigios del templo; restos del presbiterio  y de las capillas laterales, además del espacio de la nave central que ahora se utiliza como panteón. Esto hace que el lugar sea alucinante. En El Nío, por su parte, se encuentran los restos de la iglesia que los jesuitas empezaron a edificar recién fundado el nuevo pueblo. La obra aún no se concluía cuando, en 1767, por órdenes del rey Carlos III, los jesuitas fueron expulsados y el edificio nunca se terminó. Estas ruinas también son sobrecogedoras; perseveran muros, nichos e incluso los hermosos arcos de las puertas, en cuya piedra clave hay relieves de la Virgen de Guadalupe.

This entry was posted in Turismo and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s