Admirando lo Barroco Mexicano

Testimonio de la riqueza y el buen gusto es la Casa del Conde del Valle de Súchil. Es notable su portada ochavada que en su segundo cuerpo luce un grandioso balcón y un nicho con la escultura de San José que lleva en brazos al niños Jesús. Igualmente extraordinaria es la arquería del interior, en especial el juego de arcos volados de la entrada del edificio, así como los profusos decorados de balaustradas y columnas. Críticos e historiadores de arte la consideran uno de los más bellos ejemplares de casas señoriales de la Nueva España. Una de las delicias clásicas de la ciudad son los coloridos dulces de almendra. También existen las conservas locales que son de lo mejor que he probado en esta localidad.

This entry was posted in Turismo and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Admirando lo Barroco Mexicano

  1. Gonzalo says:

    Tienes una razón, es una de las joyas arquitectónicas de este lugar, además de otros sitios, y las conservas es de lo más rico.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s