Museo Casamata

Aunque no tiene la fama, Matamoros fue una de las pocas ciudades mexicanas que alguna vez estuvo fortificada. Esta casamata es el único sobreviviente de los diez fortines que constituían, junto con murallas y trincheras, el sistema fijo de defensa de la ciudad. Su construcción se inició en 1845 y en ella intervinieron arquitectos de diversas naciones europeas. Es un notable ejemplo matamorense de la arquitectura de ladrillo. El lugar tiene acceso a antiguos y oscuros túneles que se han vuelto el escenario preferido de las leyendas de terror de la ciudad. En 1970 fue rescatado y convertido en centro cultural y museo regional. El lugar presenta hoy uno de los mejores despliegues museográficos del país en lo que se refiere a historia regional; a parte de mostrar piezas arqueológicas y objetos históricos (incluyendo el ataúd de hierro del general liberal don Servando Canales), cuenta con excelentes cédulas, mapas, cuadros sinópticos y monitores interactivos. Es ademas, un museo pequeño, por lo que el recorrido resulta bastante ligero. Un sitio, en si, que nadie puede omitir.

This entry was posted in Turismo and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s