Tlaquepaque

Quien diría que nuestro reflejo sobre una enorme esfera puede deformarnos el rostro, y a la vez, formarnos una identidad. Tlaquepaque es un lugar donde la estética mexicana se materializa en distintos artefactos que nos dan fama internacional y nos representan en todo el mundo. Para muestra basta un botón: el legendario arte del vidrio soplado que se lleva a cabo en los talleres del municipio de Tlaquepaque. Aunque la primera fabrica se estableció en la Ciudad de México en el siglo XVI, un grupo de artesanos italianos proveniente de la isla de Murano abrió los primeros talleres de vidrio soplado en nuestro país, primero en Guadalajara y posteriormente en Tlaquepaque. En esta región creció y comenzó a formar parte del trabajo cotidiano, a tal punto que se convirtió en una más de las formas de expresión de los artesanos de la zona. Al principio, aquellos mastros italianos se ayudaron de aprendices, quienes al paso de los años no sólo dominaron la técnica de las sales minerales, sino que posteriormente le imprimieron su toque personal para crear esas piezas que en la actualidad ocupan un importante lugar en la vasta gama de artesanías mexicanas.

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s